La NASA y Boeing desarrollan el avión del futuro

El concepto Truss-Braced Wing de Transonic reduce la resistencia, lo que significa un 30 por ciento menos de emisiones.

- Anuncio -

La NASA se ha asociado con Boeing para desarrollar una tecnología de vuelos comerciales más ecológica.





Las dos organizaciones trabajarán juntas en el proyecto Demostrador de Vuelo Sostenible, según un comunicado de la NASA. Su objetivo es construir, probar y volar un avión de pasajeros de un solo pasillo para fines de la década que reduciría las emisiones.

La NASA ha fijado una fecha límite aproximada de 2028 para el primer vuelo de prueba del nuevo avión de pasajeros experimental de Boeing, llamado concepto Transonic Truss-Braced Wing.





A largo plazo, la agencia espacial tiene como objetivo que la aeronave sirva aproximadamente al 50 por ciento del mercado comercial de pasillo único de corta y media distancia.

El concepto de la NASA y Boeing reduce las emisiones en un 30 por ciento

El concepto Transonic Truss-Braced Wing presenta alas delgadas y alargadas que están estabilizadas por puntales diagonales que conectan las alas con el fuselaje. El diseño experimental crea menos resistencia, lo que significa que también quema menos combustible. La NASA y Boeing creen que su nuevo diseño podría reducir el consumo de combustible y las emisiones hasta en un 30 %

La NASA dice que el concepto también incorporará otras tecnologías ecológicas en la oferta de la NASA para ayudar a la industria de la aviación a cumplir su objetivo de alcanzar emisiones netas de carbono cero para 2050.





La razón por la que la NASA y Boeing decidieron trabajar en un avión de un solo pasillo que reduce las emisiones se debe en parte al hecho de que los aviones de un solo pasillo representan aproximadamente la mitad de las emisiones de la aviación en todo el mundo, según la NASA. Las aerolíneas confían mucho en este tipo de aeronaves para el transporte de corta y media distancia.

Eso no quiere decir que no se estén probando aviones sostenibles más grandes. Airbus, por ejemplo, voló recientemente uno de sus gigantescos aviones A380 con combustible 100 por ciento sostenible. Sin embargo, merece la pena señalar que tanto el Airbus A380 como el Boeing 747, ambos grandes aviones de dos pisos, ya no se fabrican, en parte debido a la menor demanda y los altos costos operativos. Boeing también estima que la demanda de nuevos aviones de pasillo único aumentará en 40.000 aviones entre 2035 y 2050.

La NASA apunta a mejorar la aviación para la década de 2030

En la declaración de la NASA, el administrador de la NASA, Bill Nelson, alude a la contribución de la agencia espacial a los viajes aéreos más seguros a lo largo de los años. En los últimos años, la agencia también ha trabajado arduamente para aportar su experiencia a tecnologías de viajes aéreos más ecológicas; un ejemplo es el avión eléctrico experimental X-57 Maxwell.

El concepto de la NASA y Boeing reduce las emisiones en un 30 por ciento
El administrador de la NASA, Bill Nelson, sostiene un modelo de un avión con un ala Transonic Truss-Braced.

Según señaló Nelson en la declaración:

Desde el principio, la NASA ha estado contigo cuando vuelas. La NASA se ha atrevido a ir más lejos, más rápido y más alto. Y al hacerlo, la NASA ha hecho que la aviación sea más sostenible y confiable. Está en nuestro ADN.

Nuestro objetivo es que la asociación de la NASA con Boeing para producir y probar un demostrador a gran escala ayudará a crear futuros aviones comerciales que sean más eficientes en combustible, con beneficios para el medio ambiente, la industria de la aviación comercial y los pasajeros en todo el mundo. Si tenemos éxito, podemos ver estas tecnologías en aviones que el público llevará a los cielos en la década de 2030.

En última instancia, la reducción del 30 por ciento proporcionada por el concepto de ala reforzada con armazón de Transonic sería un paso en el viaje de la industria de la aviación hacia las emisiones netas de carbono cero. Otros diseños y tecnologías proporcionan estadísticas de reducción de emisiones más ambiciosas, pero la NASA tiene como objetivo sacar este avión al mercado antes.

Aun así, la NASA enfatiza que esta es una tecnología experimental de alto riesgo que debe pasar por un largo proceso de validación antes de que los pasajeros puedan beneficiarse. La NASA ha declarado que proporcionará $ 425 millones para el proyecto, mientras que Boeing y sus socios proporcionarán $ 725 millones.

Te puede interesar

Historias recientes

Google se prepara para lanzar el rival de ChatGPT

El gigante de los motores de búsqueda Google está buscando implementar sus modelos de...

Juez colombiano usa ChatGPT para dictar sentencia y toma una decisión humana

Un juez en Colombia consultó al chatbot ChatGPT de OpenAI para preparar un fallo...

OpenAI lanza ChatGPT Plus a 20 dólares por mes: ¿de qué se trata?

Open AI, la compañía detrás del chatbot enormemente popular, ChatGPT, ha presentado un plan...

Presentan el avión de carga eléctrico autónomo más grande del mundo

La tecnología de vehículos totalmente autónomos está conquistando los cielos, y los vehículos aéreos...
- Anuncio -

Contenido relacionado

- Anuncio -