Videojuegos: El trabajo del siglo XXI

crear tu propio videojuego

¿Imagináis un mundo sin videojuegos? Las historias interactivas han crecido a medida que lo hacía la tecnología, demostrando que al mundo le gusta tomar los mandos. Gracias a sus capacidades, los videojuegos se han convertido en uno de los mayores reclamos del siglo.

Tú también puedes crear tu propio videojuego

Así es, por mucho que el abanico de posibilidades que ofrece el mercado en este sector sea inabarcable, crear videojuegos puede estar en tus manos. Un proceso al que lo único que hay que dedicar son horas.

El principal requisito para lograr llevar a cabo esta, aparentemente, complicada misión es la imaginación. El cielo es el límite. Con creatividad y ganas de innovar, las posibilidades que ofrece el mundo ‘gamer’ son ilimitadas. Eso sí, la imaginación debe venir acompañada de motivación, esfuerzo y trabajo duro.

El segundo requerimiento es el de recoger ciertos conocimientos de programación. Porque imaginar la historia no es lo mismo que ponerla en práctica. No obstante, no hay por qué preocuparse, nadie espera que el videojuego creado se convierta en sello de identidad de alguna marca. Por esta razón, las piezas caseras suelen tener una creatividad mejor catalogada en comparación a su desarrollo técnico, formando esta realidad parte de su encanto.

crear tu propio videojuego

Hay diferentes programas que pueden ayudarte en el proceso, programas como Unity 3D, Mugen o RPG Maker.

La edad de oro de los ‘gamers’

Parecía imposible pensar que aquellas pequeñas consolas en las que un erizo coleccionaba anillos o un fontanero trataba de liberar una princesa, se convertirían en lo que son hoy en día.

Gracias al desarrollo de la tecnología, los jugadores han podido mejorar su experiencia de usuario. Si bien las consolas siguen teniendo un reclamo multitudinario, ya no hay ningún tipo de duda sobre que es un ordenador gaming.

La llegada de los discos duros SSD ha multiplicado la velocidad de los ordenadores, convirtiéndose en referentes dentro del mundo del videojuego. Ratones especializados, juegos PvP (Jugador contra jugador) o gráficos que quitan el aliento, son solo unos pocos ejemplos de lo que pueden llegar a ofrecer.

No hay mejor momento para ser un ‘gamer’ y puede que estemos solo ante el comienzo de esta edad dorada de los videojuegos.

El comentarista de videojuegos

Como si de un comentarista de televisión se tratara, eso sí, con mucha más gracia y un lenguaje millenial, cientos de jugadores se ponen delante de una cámara para relatar sus experiencias en el campo de juego.

El comentarista de videojuegos

Los más famosos han visto cómo sus vidas cambiaban de manera drástica gracias a la explotación del sector. ¿Hay alguien en el planeta que no sepa quién es El Rubius?

Esta gente ha logrado llegar a lo más alto haciendo reír a millones de espectadores, normalmente gracias a los mejores juegos mundo abierto.

Minecraft o GTA V se han ganado a pulso estar catalogados como una de las revoluciones sociales del siglo XXI. Pero, muy probablemente, el fenómeno no sería el mismo sin estos youtubers.

Por lo que, si consideras que tienes las capacidades de captar la atención de una audiencia ya cada vez más difícil de sorprender, no dudes en ponerte a ello. Al fin y al cabo, es un trabajo bastante divertido.

Probar videojuegos, un trabajo soñado

Sí, ganar dinero probando juegos es una posibilidad. Las grandes compañías se juegan mucho cuando lanzan al mercado un nuevo producto, por lo que requieren de los servicios de los usuarios para comprobar que cumplirá las expectativas creadas.

El sueldo suele rondar los 1.000€ mensuales por una jornada completa. Tal vez no sea el negocio más lucrativo; pero, seamos sinceros, quién puede quejarse.

Probar videojuegos, un trabajo soñado

Hay diversas modalidades para ‘testear’ el producto. Lingüística, funcionalidad o lo que se conoce como ‘beta tester’, encargado de corregir errores de última hora. Sin embargo, no es sencillo conseguir un puesto así, ya que al año hay muy pocas vacantes disponibles.

Eso sí, si crees que eres un claro candidato para este puesto, no dudes en enviar el currículum a las mejores empresas.