Un experto en ergonomía nos dice cómo ordenar nuestra mesa de PC para evitar el dolor de espalda

cómo ordenar nuestra mesa de PC para evitar el dolor de espalda

Somos muchos los que pasamos gran parte del día sentados delante de un ordenador. Si no cuidamos nuestra postura en la mesa de trabajo, podemos acabar con graves dolores de espalda, piernas o brazos.

Según el experto Jon Cinkay, tenemos que empezar por ordenar bien los elementos de nuestra mesa.

Cinkay, que trabaja como coordinador de mecánica corporal en el hospital de cirugía especial de Nueva York, nos muestra en un interesante vídeo lo que tenemos que hacer para que nuestra postura sea correcta.

Tenemos que ajustar la silla de forma que los brazos queden en ángulo recto al apoyarse en la mesa de trabajo para usar el ordenador. Si ese ajuste provoca que los pies queden colgando, es necesario buscar algún reposapiés.

El borde superior del monitor tiene que estar a la altura de los ojos. La distancia entre el ordenador y nosotros debe ser tal que permita que, estirando completamente el brazo desde la silla, podamos tocar el monitor con la punta de los dedos. Esto también debe ser así en portátiles.

Cuando trabajamos mucho tiempo con portátiles, lo aconsejable es usar un soporte para el ordenador y un teclado y un ratón externo.

En cuanto al teclado y el ratón, deben estar situados al borde de la mesa, de tal forma que podamos llegar a ellos sin cambiar la posición de los brazos en ángulo de 90 grados. El ratón se tiene que mover sin que se mueva el hombro, solo el codo. La idea es no tener estos periféricos tan lejos que necesitemos estirarnos para poder utilizarlos.

El teléfono es mejor colocarlo en el lado opuesto a nuestro brazo principal, para evitar tener que sujetarlo con el hombre cuando recibimos una llamada. Si usamos mucho el teléfono, es bueno utilizar unos auriculares manos libres.

Cinkay también recomienda hacer unos ejercicios sencillos de estiramiento mientras estamos sentados. También dice que es muy bueno levantarse de la silla y caminar un par de minutos cada hora.

¡Compártelo con tus amigos!