Las escorts Medellín son cada vez más contratadas por mujeres

- Anuncio -

¿Las prepagos de Medellin solo tienen clientela masculina? Le sorprendería saber que no, de hecho, cada vez más mujeres contratan los servicios de las escorts en Dulzon.net, ya sea por buscar placer, por curiosidad o sencillamente por necesidad de experimentar algo nuevo pero diferente.





La narrativa clásica de un hombre mayor insatisfecho en su matrimonio o cansado de la soledad que contrata los servicios de una dama de compañía pareciera ser cosa del pasado.

Actualmente, gracias a los profundos cambios sociales y a la apertura que se están dando en el mundo entero, está apareciendo una oferta sexual mucho más amplia de lo esperado. El sexo en Medellin ha cambiado.

Igual, pero diferente para las escorts de Medellin





Al abordar a varias prepagos Medellin para conocer su opinión y sus inquietudes sobre el tema, las respuestas confirmaron una situación que se ha vuelto rutinaria y que sorprende por su inesperada amplitud, tanto en términos como en intimidad.

“Mildred”, una escort de Medellin con bastante experiencia, afirmó que se trata de algo muy común, pero que antes era mucho más encubierto. “Hace 30 años cuando comencé en este oficio el porcentaje de mis clientes era de 9 hombres y 1 mujer, actualmente es de 6 hombres y 4 mujeres, y a veces se emparejan”, afirmó con seguridad.

No se trata de algo efímero o pasajero. Varios estudios europeos señalan que la cantidad de mujeres que recurren a los servicios profesionales de prostitutas se ha triplicado en la última década y aumenta cada año ¿pero esta es una realidad comparable con las chicas prepago de Medellin o se trata de algo más enfocado a los países desarrollados? Las respuestas fueron sorprendentes.





“En absoluto, la gente se sorprendería si les dijera que más de la mitad de mi clientela son mujeres y muchas de ellas inclusive clientes fijas que experimentaron una vez, quedaron maravilladas y siguieron llamándome”, afirma “Teresa”, una coqueta y atractiva scort de apenas 24 años.

“Y se trata de un servicio que no cambia por ser mujeres, es igual, pero diferente”, comentó entre risas.

Explorando nuevos territorios

Una de las principales inquietudes en este tema era lo que respecta a la orientación sexual ¿eso significaba que la población bisexual y/o lesbiana era mucho mayor de lo que uno pensaba?

La realidad es más compleja de lo esperado. “Tania” es una eslava que se puede contratar como escorts online de clase alta de sitios web como Dulzon.net y nos ayudó mucho a entender esta extraña e innovadora dinámica.

“No se trata de orientación sexual, se trata de exploración sexual”, indicó.

Con una belleza digna de las hermosas mujeres ucranianas, esta atractiva escort de Medellin nos explicó que la gran mayoría de su clientela femenina es heterosexual, pero a diferencia del público masculino, no tienen miedo de explorar nuevas experiencias sexuales y que el mayor impulso viene dado por la curiosidad y el ansia de autoconocimiento.

“Muchas mujeres vienen a nuestro  aconsejadas por otras amigas porque la experiencia fue muy gratificante e interesante, y a diferencia de los hombres no tienen reparos en experimentar a pesar de ser 100% heterosexuales”, dijo golpeando el dedo sobre la mesa para reafirmar el comentario.

Agregó que “muchas vienen con dudas de lo que se van a encontrar, pero saben lo que quieren”.

Esta opinión de Tania fue confirmada por otras escorts de Medellin de clase media y clase baja. Al parecer la curiosidad y el deseo de saber más sobre su propia sexualidad es lo que en verdad las impulsa a contratar sus servicios.

“Completamente de acuerdo, es así, las mujeres que vienen no lo hacen por sentirse insatisfechas con sus novios o maridos, vienen para explorar más”, señaló Petra, una de las prepagos de Medellin que atiende en su mayoría a los obreros y trabajadores eventuales.

“Son muy diferentes a los muchachos vírgenes que llegan con miedo, ¡ellas quieren hacer de todo!”, exclamó riendo.

Un público mucho más exigente que los hombres

Algo sorprendente es que, para ser un público cautivo, se trata de un mercado competitivo y exigente. La gran mayoría de las mujeres que suelen recurrir a los servicios de las chicas prepago de Medellin suelen ser mujeres emprendedoras con una alta remuneración y con un nivel de exigencia muy alto, cosa que también pudimos confirmar en nuestras entrevistas.

“Son mucho más exigentes que los hombres, y no me refiero a que haga tal o cual posición, sino que desean un servicio acorde con lo que quieren: una atmósfera agradable, una higiene garantizada, un servicio personalizado y no les importa pagar más para obtenerlo”, aseguró “Emperatriz”, otra cotizada escort de Medellin.

“La cuestión de la orientación sexual no le interesa a la mayoría, buscan es calidad en el servicio”, subrayó.

Y no escatiman en gastos. Según estudios sociológicos en varias universidades latinoamericanas, la clientela femenina que contrata los servicios de escorts exigen privacidad y una relación abierta y plena con estas chicas, y si es necesario pagar más no tienen reparo en hacerlo.

“Es muy normal que en este oficio los clientes rebatan nuestras tarifas, tal como si fuera un mercado, casi siempre se llega a un precio acorde, pero cuando nos contratan mujeres no solo no discuten el precio, sino que de ser necesario lo aumentan si así consiguen el nivel de satisfacción y placer que desean”, aseguró Tania.

“Eso sí: exigen lo que se les prometió, no se les puede engañar”, exclamó con picardía.

Igualdad de condiciones y edades diferentes

Otro aspecto interesante que las prepagos de Medellin nos aportaron fue lo relativo a la igualdad de condiciones. A diferencia del público masculino, ellas y sus clientes comparten las mismas intimidades, los mismos cuerpos y las mismas sensaciones, es una situación en donde ambas saben cómo se siente y lo que se necesita para sentirlo.

“Es un aspecto gratificante, porque a diferencia de los clientes masculinos ellas saben qué sentimos nosotras y nos explican muy bien lo que necesitan que hagamos, es un viaje de autodescubrimiento, una experiencia muy enriquecedora”, comentó Mildred.

Para ella, “la intimidad es totalmente equitativa y podemos explorar mutuamente con absoluta seguridad de que ninguna lastimará o incomodará a la otra¡Esto es lo mejor!”.

Exclamó visiblemente animada que “lo que más me gusta de atender a otras mujeres es que ellas sí entienden lo que estamos experimentando porque sencillamente tenemos las mismas sensaciones y órganos y sabemos cómo estimularnos una a la otra. Es mucho más fácil llegar a un orgasmo con ellas”.

Otro asunto muy importante era lo relativo a la edad. Muchas de las prepagos de Medellin han tenido una clientela mayoritariamente de 40 años en adelante, mujeres maduras que ya han tenido plena experiencia heterosexual y desean explorar esas nuevas realidades en total privacidad y sin el miedo al qué dirán de la pacatería social.

“Casi todas mis clientes son mujeres de 35 o más años con buenos trabajos, maridos, hijos y todo lo que puedan desear que no buscan sustituir nada de eso, sino más bien enriquecerlo al vivir algo que nunca han vivido. Sería bien interesante que los sociólogos y sexólogos hicieran un estudio sobre eso”, confesó Tania,  una opinión en la que estamos verdaderamente de acuerdo con ella.

Te puede interesar

Historias recientes

Watchilds, los relojes inteligentes para niños, se lanzan a por el 4G

Primero fueron los smartphones. Después, a medida que éstos fueron madurando en el mercado,...

Gaia BH1, el agujero negro conocido más cercano a la Tierra

Ningún otro fenómeno cósmico es quizás tan fascinante como los agujeros negros, lugares donde...

¿Por qué los robots no tienen derechos?

En 2010, la UE emitió una directiva legal titulada " Sobre la protección de los...

El trabajo es una parte esencial del ser humano, y los robots no se lo quitarán

Los humanos podrían definirse como la especie que fabrica herramientas complejas a partir de...
- Anuncio -

Contenido relacionado

- Anuncio -