15.1 C
Madrid

Bolsas desecantes
B

El transporte internacional de mercancías es uno de los grandes negocios que existen en la actualidad. Puede ser marítimo, terrestre, aéreo, ferroviario y multimodal. En este tipo de transporte la mercancía se coloca en contenedores metálicos. Diariamente, millones de contenedores viajan por todo el mundo llevando distintos tipos de mercancías. Es en estos contenedores dónde se produce lo que se conoce como Rain Effect. Este concepto en inglés, hace referencia a las humedades que se producen durante el transporte. En el presente artículo os explicaremos las consecuencias y el porqué se produce el Rain Effect así como la manera de evitarlo con las bolsas desecantes. También os hablaremos de las distintas bolsas desecantes que podemos encontrar así como su uso.

- Anuncio -

Las humedades dentro del contenedor que provoca el Rain Effect pueden dañar la mercancía transportada. Pero, exactamente… ¿Por qué se produce este fenómeno?

Durante el transporte se produce condensación y evaporación reiterada dentro del contenedor: durante el día las altas temperaturas hacen que se eleve la humedad absoluta del aire y por la noche todo lo contrario; la temperatura disminuye por debajo del punto de rocío. Este “baile” de humedad y temperatura, principalmente, es el que provoca la condensación en el contenedor, el conocido como Rain Effect.

Esta condensación es un gran problema para los transportistas ya que puede provocar daños en la mercancía transportada. Estos daños, son diversos. Por ejemplo, puede crecer moho en las cajas o en los palets, también puede resultar dañada la estructura del cartón que envuelve la mercancía, produciendo caídas indeseadas. Otro daño recurrente ocurrido por culpa del Rain Effect, es que se separen las etiquetas de la mercancía o que incluso lleguen a oxidarse los contenedores. Todos estos daños en la mercancía, se convertirán en sobrecostes y problemas para con los clientes y proveedores.

¿Cómo podemos evitar el problema del Rain Effect?

Podemos evitar esta problemática con bolsas desecantes para contenedores.

Existen dos tipos de bolsas desecantes SEGÚN SU USO: ambas bolsas absorben la humedad que se produce dentro del contenedor, pero unas se colocan colgadas fuera de la mercancía, en las paredes del contenedor y por encima de la carga para que puedan absorber la humedad producida por la condensación, mientras que otras, se colocan dentro de las cajas de la mercancía. Las bolsas que se colocan dentro de espacios o embalajes cerrados, son las que se ponen en las cajas o sacos y son realmente útiles para productos químicos, maquinaria, electrónica… Además las encontramos en los mercados disponibles en varias medidas.

Según SU COMPOSICIÓN, también encontramos dos tipologías de bolsas desecantes: las que transforman la humedad en gel, cuyas ventajas, por ejemplo, son que  no rezuman agua una vez han saturado y además son aptas para ambientes alimentarios y por otro lado existen las clásicas de arcilla natural y cloruro cálcico.

Además, toda esta variedad de bolsas desecantes para contenedores las encontramos con o sin gancho para colgarlas en el contenedor.

En resumen, si se quiere evitar la problemática del Rain Effect en el transporte de mercancías con contenedor, debemos usar bolsas desecantes para proteger la mercancía de la humedad gracias a su alta capacidad de absorción.

REFERÉNCIAS:

https://www.j2servid.com/bolsas-desecantes-contenedores-maritimos.php

https://www.bolsasdesecantes.com/

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

Top semanal

Send this to a friend