¿Con qué frecuencia deberías cambiar tus contraseñas? Esto recomiendan los expertos


Con qué frecuencia deberías cambiar tus contraseñas

El uso de contraseñas no es algo muy apetecido, pero sin ellas no sería posible mantener nuestras cuentas seguras, al menos mientras surge una alternativa mejor.

A estas alturas tal vez ya sepas cómo hacer que tus contraseñas sean seguras y no tan fáciles de descifrar. Incluso puede que estés a un nivel como para entender que es mejor no utilizar la misma contraseña para más de una cuenta a la vez.

Pero también hay otra inquietud a tener en cuenta: ¿Es necesario modificar las contraseñas cada cierto tiempo? Y en caso de serlo, ¿con qué frecuencia?

¿Cada cuánto tiempo deberías cambiar tus contraseñas?

Muchas personas aseguran que es necesario estar cambiando las contraseñas cada pocos meses. Esta ha sido la recomendación que durante años han ofrecido los expertos en seguridad informática, recomendación que aún sigue circulando.

Según explicó Jo O’Reilly, subdirectora del portal especializado en privacidad ProPrivacy.com a Business Insider:

Los expertos recomiendan que las personas intenten actualizar sus contraseñas, al menos, cada tres meses. Esto garantiza que si una contraseña se ve comprometida, el tiempo que un cibercriminal permanece hackeando la cuenta es relativamente corto.

Ese método parece muy razonable, pero en la actualidad, gran parte de los expertos lo cuestionan, lo cual suena bastante bien para cualquiera que se incomode ante la idea de tener que estar cambiando todas sus contraseñas varias veces al año.

En 2017, una publicación especial del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología difundió nuevas pautas de identidad digital que transformaron los parámetros de seguridad a través del uso de contraseñas.

Sobre dichas pautas, Dave Hatter, consultor de la compañía de ciberseguridad Intrust IT, comentó:

A menos que te des cuenta de que se está produciendo una violación de tu contraseña, no es necesario cambiarlas regularmente si cada una de ellas es segura y única. Y más si estás utilizando la autenticación de dos factores.

Y aunque no todos comparten esta directriz, es claro que muchos expertos en ciberseguridad la sugieren.

Por ejemplo, Gabe Turner, Director de Contenido en Security.org, explicó a Business Insider que las personas que frecuentemente cambian sus contraseñas “terminan tomando atajos” y, sin percatarse, convierten sus claves de acceso en códigos menos fuertes y en el proceso “dejan la puerta abierta” a los hackers.

Así entonces, en lugar de estar cambiando cada cierto tiempo una contraseña perfectamente válida, te sugerimos seguir estas recomendaciones:

  • Revisa tus contraseñas y asegúrate de que todas sean seguras y únicas.
  • En la medida de lo posible, utiliza algún sistema de autenticación en dos pasos para que, si llegase a ser descifrada, tu cuenta no quede comprometida. “La combinación de la autenticación de dos factores, junto con las contraseñas generadas por el dispositivo, hacen que la mayoría de las cuentas de usuario sean prácticamente indescifrables”, comenta Tod Beardsley, director de investigación de Rapid7.
  • Sírvete de un administrador de contraseñas para que no tengas que memorizarlas o teclearlas siempre. “Los administradores de contraseñas no solo almacenan todas tus contraseñas en un espacio encriptado, sino que las completan por ti”, apunta Turner. “Estos examinarán tus contraseñas existentes, buscando aquellas que sean viejas, débiles o repetidas, para generar otras nuevas para cada una de tus cuentas”.
  • Si sospechas que una de tus cuentas ha sido hackeada, modifica de inmediato tu contraseña.

¡Compártelo en tus redes!