Lo que debes saber antes de comprar cargadores y adaptadores de red

- Anuncio -

En un mundo donde la tecnología se ha convertido en el principal soporte del ser humano, permitir que el móvil se quede sin batería en medio de tu faena no es una opción. El mercado actual ofrece infinidad de modelos, marcas y tecnologías a la vanguardia de cargadores y adaptadores para nunca quedarse sin batería.





Desde que marcas como Apple y Samsung decidieron incluir a los cargadores como accesorios externos en pro del medio ambiente y al extenso catálogo que podemos encontrar, saber cómo elegir el cargador y adaptador de red ideal e identificar si tu teléfono posee carga rápida ha cobrado gran relevancia.

Un aspecto básico a identificar es que el cargador sirva en las tomas de corriente del país en el que vaya a ser utilizado, por ejemplo, en Europa y Asia, los voltajes suelen ser de 220 y 240 voltios, mientras que, en Sudamérica, el Caribe o Japón van desde 100 a 125 V. De no ser compatible, un adaptador será la solución.

Tipos de adaptador





El adaptador es el que se encarga de conectar el cable a la corriente eléctrica. Existen los de pared que se conectan al terminal a través de un enchufe y los de coches que se valen de su mechero de 12 V.

Los de pared son similares a los que incluyen los teléfonos móviles, por su parte, los de coche poseen características especiales, como transmisión por Bluetooth y varios puertos, diseños e incluso potencias. En Digitalome tienen disponible una gran variedad de adaptadores entre los que elegir.

Conoce el tipo de puerto

Los puertos más populares para cargar un dispositivo móvil son, hoy día, los microUSB, USB-C y Lightning (únicos para Apple). En el caso de los smartphones de última generación, su puerto podría ser el USB-C, para los de gama baja o modelos antiguos, los micro USB, y para Iphone los Lightning.

La potencia del cargador y del dispositivo deben concordar





De la potencia depende el tiempo de carga, para saber cuál es la potencia del cargador hay que prestar atención a sus vatios y amperios. Si el cargador es de 5 V y 3 A, la carga alcanzará los 15 W, y si es de 10 V y 4 A, llegará a los 40 W.

Los dispositivos modernos son fabricados para soportar una carga rápida, la cual incrementó los voltios y amperios, ubicándolos hasta en los 120 W. Sin embargo, se recomienda siempre leer las instrucciones del equipo o acceder en los ajustes a la sección de “batería”.

Un teléfono de carga rápida puede restablecer más del 50% de su carga en solo 30 minutos, a diferencia del resto que tardaría hasta una hora.

Número de salidas y tipos

El mercado brinda una infinidad de puertos de salida de dos, tres, cuatro y hasta seis puertos tipo USB (mayormente). Cuantas más salidas tenga, mayor será el tamaño y peso del cargador. Para un móvil es suficiente con uno y, para más dispositivos, de dos en adelante.

No obstante, no hay que pasar por alto que la calidad es fundamental a la hora de adquirir cualquier producto, por eso existen certificaciones como la CE que demuestra si el cargador cumple con la normativa de la Unión Europea en torno a seguridad del usuario y preservación del medio ambiente, la FCC que indica que pasó las pruebas de voltaje, tensión y potencia, así como la MFi, que hace constar que fue verificado por Apple.

Te puede interesar

Historias recientes

Watchilds, los relojes inteligentes para niños, se lanzan a por el 4G

Primero fueron los smartphones. Después, a medida que éstos fueron madurando en el mercado,...

Gaia BH1, el agujero negro conocido más cercano a la Tierra

Ningún otro fenómeno cósmico es quizás tan fascinante como los agujeros negros, lugares donde...

¿Por qué los robots no tienen derechos?

En 2010, la UE emitió una directiva legal titulada " Sobre la protección de los...

El trabajo es una parte esencial del ser humano, y los robots no se lo quitarán

Los humanos podrían definirse como la especie que fabrica herramientas complejas a partir de...
- Anuncio -

Contenido relacionado

- Anuncio -