27.2 C
Madrid

3 consejos para aliviar la inflamación muscular

Sufrir una lesión muscular a causa de un mal movimiento, malas posturas, golpes, o por exceso de actividad física es una situación sumamente incómoda que puede limitar considerablemente la vida diaria. Si bien no es una afección de gravedad, atenderla a tiempo puede reducir los malestares considerablemente.





Por lo general, este tipo de molestias desaparecen por si mismas con el paso de los días. Sin embargo, existen algunos remedios altamente eficientes, como por el ejemplo el cbd antiinflamatorio, que con tan solo algunas aplicaciones comienza a verse una mejoría.

Es importante tener bien en claro que, según el origen de la inflamación, una visita al médico puede ser necesaria para determinar el curso del tratamiento. En caso de lesiones graves, fisioterapia en manos de un especialista podría ser necesaria.





No obstante, para aquellos casos que no son de gravedad, se pueden seguir algunos tratamientos básicos en el hogar.

Aplicar hielo

Si bien existe cierto debate sobre si es conveniente o no aplicar hielo sobre lesiones musculares, variedad de especialistas aseguran de que se trata de una medida eficiente. Esta medida es conocida también como crioterapia, y destaca por sus propiedades analgésicas.

La aplicación de hielo sobre lesiones musculares inmediatamente después que ocurran brinda una reducción del dolor instantánea y puede prevenir o disminuir considerablemente la inflamación.




Es importante tener en cuenta que no debe aplicarse el hielo directamente sobre la piel, sino que debe estar envuelto en trozo de tela limpio. Igualmente, jamás debe aplicarse crioterapia sobre heridas abiertas, estas deben ser siempre atendidas por un especialista.

¿Cómo usar Crioterapia?

Según la intensidad de la lesión, se recomienda aplicar hielo mínimo tres veces al día; con sesiones de 20 a 40 minutos cada una. Mientras haya dolor e inflamación, el hielo sigue siendo un remedio útil.

En caso de lesiones en áreas grandes de dolor, como muslos, espasmos en la espalda o tendinitis en los hombros, lo más recomendado es una bolsa de hielo grande que cubra toda la zona afectada.

Usar cremas de CBD

El cannabidiol como desinflamatorio se ha vuelto cada vez más popular, especialmente entre deportistas. La aplicación de cremas como parte de la preparación previa antes del entrenamiento y después de cada rutina es muy común.

Además de aliviar la inflamación y el dolor, ayuda a relajar la zona y acelera el proceso de recuperación muscular. En la actualidad, pueden encontrarse variedad de productos de CBD online diseñados especialmente para este fin; cremas, bálsamos, geles  e incluso aceites de masajes.

Los productos en base a CBD además de aliviar dolores musculares, han comenzado a ser usados como parte del tratamiento para la artritis. Y es que el uso constante de estos productos de aplicación tópica reduce la inflamación y los dolores característicos de esta enfermedad crónica.

¿Cómo usar productos de CBD para alivio del dolor?

Tanto las cremas como aceites en base a CBD para aliviar afecciones musculares, deben aplicarse directamente sobre la zona afectada, dando un suave masaje circular hasta que la piel absorba por completo el producto.

Terapia de contraste: frío-calor

La crioterapia por sí sola, aporta beneficios importantes en los procesos desinflamatorios musculares como ya se habló anteriormente. Si adicionalmente, se combina con terapia de calor, se provoca un contraste de temperatura altamente eficiente en el alivio de la inflamación.

Lo ideal es usar compresas de frío y calor, alternando el contacto con agua a temperaturas muy altas y muy bajas. Este contraste genera una activación de la circulación, que dilata los vasos y permite reducir la carga en las áreas afectadas por el esfuerzo.

¿Cómo usar la terapia de contraste?

La terapia de contraste combina los beneficios del frío y el calor para aliviar dolores. Debe iniciarse el contacto con el calor aplicando una compresa caliente primero durante tres minutos.  Posteriormente, aplicar el frio durante tres minutos más, y repetir todo el ciclo de 3 a 5 veces.

Adicionalmente a estos consejos, es importante descansar la parte afectada. Especialmente, si la inflamación se ha producido por esfuerzo físico excesivo. En caso de lesiones graves, un médico será quien dictamine que tipo de terapia se debe seguir y si se complementará con medicamentos ingeridos.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -