Influencers virtuales, la última tendencia de las marcas para promocionar sus productos

influencers virtuales

En esta era de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, las redes sociales juegan un papel fundamental para conectar a marcas y empresas con su clientela. Los llamados influencers aprovechan esta visibilidad que le dan las redes para, a partir de la promoción de ciertos productos, generar ingresos derivados de la publicidad. Aunque se trata de una ocupación ya un poco colapsada, todavía hay hueco para personas que se atreven, si bien para ello es necesario trabajar duro y con mucha constancia, y tú, ¿tienes una estrategia de influencer marketing?

Debido al éxito que están alcanzando los y las influencers, cada vez son más marcas las que apuestan por los influencers virtuales. Un influencer virtual es una creación hecha por ordenador mediante técnicas de robótica e inteligencia artificial que tiene como objetivo lograr el mismo impacto que los influencers reales.

Algunos ejemplos de influencers virtuales son Lil Miquela, Shudum Gram o Margot. Tras ellas están compañías como Diesel, Prada o Adidas, que las utilizan para promocionar sus artículos. Estas figuras en la red, no reales, sino virtuales, están generados por CGI y algunas de ellas cuentan con millones de seguidores.

En la actualidad existe un debate muy profundo por parte de las empresas sobre la idoneidad de echar mano de los influencers reales. Con la ayuda de los avatares virtuales, las empresas logran empatizar frente a los usuarios, en algunos casos, con el mismo impacto que si usaran personas reales.

Muchos expertos prevén que el futuro de la promoción de productos en redes sociales va a ir cada vez más de la mano de estos influencers virtuales y que las personas que quieran generar ingresos mediante este tipo de ocupación se verán obligados a competir con estos avatares.

Por qué apuestan las marcas por los influencers virtuales

Peter Rojas, responsable de la empresa Betaworks Ventures, apuesta a que en los próximos meses y años muchas empresas apostarán por esta forma de promoción. En Betaworks creen que estos personajes pueden ayudar a explorar las potencialidades de la inteligencia artificial en la promoción y el marketing. Además, Rojas admite que los usuarios de redes sociales alcanzan un grado de conexión emocional muy alto con estos influencers virtuales, aunque sean artificiales.

¿Por qué apuestan las marcas por los influencers virtuales?

Existen varias razones que llevan a las empresas a invertir grandes cantidades de dinero en el patrocinio de estos influencers, pues no cabe duda de que su comportamiento es mucho más manejable.

Al tratarse de un avatar artificial, el influencer virtual no se ve afectado por escándalos públicos, su vida personal no afecta a la imagen de la empresa y no hay riesgo de incumplimento de contrario. Con un influencer virtual, la marca o empresa hace de este prototipo lo que realmente desea.

¿Supone esto el fin de los influencers tal y como los conocemos?

La realidad es que no, los influencers de carne y hueso seguirán resultando útiles para muchas empresas, de modo que diseñar una buena estrategia de promoción en redes sociales y realizar campañas de marketing online dirigidas a aumentar el número de seguidores mediante publicaciones que generen la atracción y la fidelización del público debe ser el camino a seguir para hacerse un hueco en esta disciplina.

Aunque en la actualidad son conocidos como influencers, debido al peso que han ganado las redes sociales en nuestros días, el objetivo de un influencer no es más que promocionar productos, esto es, hacer publicidad.

Otra razón que hace, de momento inviable, el fin de los influencers reales es que los consumidores siguen valorando como algo muy positivo la autenticidad de las personas, su personalidad, su carácter.

el fin de los influencers

Aunque pueda existir cierta conexión entre el público y los influencers virtuales, para las marcas es también un riesgo apostar por la inteligencia artificial ya que, en ocasiones, puede ser percibido como algo poco real.

No obstante, no cabe duda de que este debate está sobre la mesa de muchas empresas. Los inversores ven futuro en la figura del influencer virtual y hay muchos ejemplos de éxito en la actualidad, hasta el punto de que muchas marcas consideran estas figuras interesantes para crear nuevo contenido.

En cuanto a los influencers reales, la clave está en comprender que se unen nuevos actores a la industria, y que estos influencers virtuales reparan, de algún modo, algunos defectos que tiene el simple hecho de ser una persona real, con sus cambios de comportamiento, su vida privada, su exposición ante el público, etc.

Se ha hablado mucho de cuáles son las mejores vías para conseguir más likes en Instagram, o cuáles son las fórmulas más idóneas para mejorar tu engagement en Instagram, en estos tips de Geekno puedes encontrar algunos consejos interesantes.

Ya sea a partir de influencers reales o virtuales, las empresas tienen que seguir promocionando sus productos en internet, pues las redes sociales forman parte indispensable de nuestro día a día. Un buen trabajo de marketing, posicionamiento y una cuidada imagen personal, sin olvidar la reputación online, ayudan a hacerse camino en esta ocupación.

Las influencers virtuales más famosas

Una vez conocidas las estrategias a seguir para continuar teniendo éxito en Instagram o el resto de redes sociales hasta el punto de generar ingresos, nos parece interesante incidir en el tema de las influencers virtuales, concretamente en quiénes son.

Las influencers virtuales más famosas

Para saber cuáles son las influencers virtuales más famosas, entra en Geekno y descubre las influencers virtuales más famosas, haz click aquí para conocerlas de primera mano y saber qué marcas están detrás de ellas.

En algunos casos, como Lil Maquela, su único fin no es únicamente el de promocionar productos, sino también otras ocupaciones. En su caso es música, lo que recuerda de algún modo al grupo Gorillaz, una de las primeras bandas virtuales que existieron, que llevan en la industria de la música desde el año 1998.

Lil Maquela, Bermuda o Shudo son algunas de las influencers no reales más conocidas, mientras que entre ellos destaca Blawko, que en su vida virtual muestra algunas de sus pasiones: el skating y el mundo de la moda, además de la relación con su novia.

¡Compártelo con tus amigos!