7.8 C
Madrid
viernes, enero 21, 2022

Lo más reciente

3 formas de cargar rápidamente tu móvil en momentos críticos

Obtén la mayor cantidad de energía en el menor tiempo.

A medida la industria de la telefonía lanza móviles cada vez más potentes, las baterías que contienen apenas han logrado mantener el ritmo. Al final del día, no es raro que todavía necesites buscar un cargador, sin importar la marca o el modelo de teléfono que tengas.





Sin embargo, incluso en los días más agitados, el tiempo de carga será mínimo.

Si necesitas moverte de un lugar a otro, por ejemplo, es posible que solo tengas cinco minutos más o menos para enchufar tu móvil antes de tener que dejar tu coche o alejarte del tomacorriente que estás usando. Entonces se vuelve crucial obtener la mayor cantidad de energía de la batería almacenada en el menor tiempo posible.





Desde Popular Science hemos extraído estos pasos para cargar rápidamente tu teléfono durante intervalos cortos. Y si los aplicas, muy probablemente tendrás algo de energía cuando termine el día.

1. Activa el modo avión

Una de las formas más eficaces de cargar tu teléfono rápidamente es limitar la cantidad de energía que consume mientras se carga. Y una de las mejores maneras de hacerlo es activando el modo avión tan pronto como lo conectes.

En iOS, desliza hacia abajo desde la esquina superior derecha de la pantalla y toca el ícono del avión en el Centro de control o simplemente abre la aplicación ‘Configuración’ y activa el interruptor de modo avión. En Android, desliza hacia abajo con dos dedos desde la parte superior de la pantalla para abrir el Menú rápido, luego toca Modo avión.

Activa el modo avión
Ese pequeño interruptor marcará la diferencia en ahorro de energía.




Esto resulta más conveniente de lo que piensas. Cuando tu teléfono no verifica las conexiones inalámbricas, actualiza las aplicaciones con alertas y se esfuerza por mantenerse conectado a la red móvil, consume mucha menos energía de lo habitual.

Piensa que cargar tu teléfono es como si estuvieras llenando una bañera: la bañera se llenará de agua mucho más rápido si no hay fugas y el desagüe está bien tapado.

Obviamente existe la desventaja de que no recibirás ningún mensaje o llamada mientras tu móvil esté en modo avión, pero merece la pena el sacrificio si solo lo cargas durante unos minutos.

De hecho, es posible que desees dejar tu dispositivo en modo avión incluso después de que hayas terminado de cargarlo. La batería se agotará mucho más lentamente si tu teléfono está aislado del mundo exterior. Y como beneficio adicional, es menos probable que te interrumpan durante una reunión o que te tienten mientras conduces.

Después de todo, es posible que descubras que no necesitas revisar tanto las redes sociales.

2. Deja quieto tu teléfono

Más allá del modo avión, cualquier cosa que normalmente hagas para ahorrar energía de la batería mientras estás fuera de casa también mejorará el tiempo de carga cuando tu móvil esté enchufado. Eso incluye resistir la tentación de revisarlo cada dos minutos para ver cuánto ha subido el nivel de la batería.

Deja quieto tu teléfono
No revises tu teléfono y permitirás que el nivel de carga aumente más rápido.

Esas pantallas grandes y brillantes en los actuales teléfonos inteligentes son bastante exigentes en cuanto a la duración de la batería, así que resiste la tentación de buscar alertas o realmente hacer cualquier cosa con tu teléfono mientras se recarga. Conéctalo y olvídalo hasta que necesites salir de nuevo.

Si no puedes decidirte a poner tu teléfono en modo avión (ver arriba), otra opción es ponerlo boca abajo y silenciar los sonidos de notificación, así estarás menos tentado a levantarlo y comenzar a hojear tus correos electrónicos. Diez minutos de carga ininterrumpida llevarán la batería a un nivel mucho más alto que 10 minutos de carga mientras navegas por la web y haces llamadas a colegas.

3. Usa un enchufe de pared

Poder cargar tu móvil desde un ordenador portátil es, por supuesto, muy útil si no tienes un enchufe de pared cerca. Pero la cantidad de energía que tu dispositivo obtendrá de un puerto USB no es nada en comparación con lo que puede ofrecer un tomacorriente de pared, aunque las tasas exactas varían según la tecnología involucrada.

Si no hay alternativa distinta a la de cargar a través de USB, busca un ordenador que sea lo más nuevo posible, porque los sucesivos estándares USB han aumentado la capacidad de energía disponible para los dispositivos. Nuevamente, depende de qué dispositivo estés conectando a qué fuente de alimentación (ya que los fabricantes adoptan diferentes enfoques), pero cuanto más nuevo, mejor.

Usa un enchufe de pared
La cantidad de energía que tu dispositivo obtendrá de un puerto USB no es nada en comparación con lo que puede ofrecer un tomacorriente de pared.

En última instancia, lo que todo eso significa es que cinco minutos enchufados a la pared generalmente serán mucho mejores que cinco minutos enchufados a cualquier ordenador. Entonces, si tienes la opción, elige el enchufe de pared.

También es una buena idea apegarse al cargador incluido con tu móvil, o al menos a un reemplazo confiable. Lo más probable es que este cable haya sido fabricado para que su dispositivo se cargue de la manera más eficiente posible, y seguramente los reemplazos de terceros no carguen la batería de tu teléfono con la energía que debe manejar.

Lo más reciente

No te pierdas

- Anuncio -
- Anuncio -