Lo que necesitas saber sobre muros de contención construidos con geoceldas

Como es bien sabido, la función más básica que tiene la tecnología de las geoceldas es la estabilización de suelos de poca capacidad portante como arena, grava, tierra compactada e incluso el concreto; reduciendo así los efectos de la erosión.

Como es bien sabido, la función más básica que tiene la tecnología de las geoceldas es la estabilización de suelos de poca capacidad portante como arena, grava, tierra compactada e incluso el concreto; reduciendo así los efectos de la erosión.

Sin embargo, las geoceldas pueden ser utilizadas para facilitar labores de plantaciones en pendientes, favorecer drenajes e incluso un novedoso uso las emplea a modo de soluciones de muro de contención como alternativa de los métodos convencionales.

Paredes de geoceldas

Las paredes o muros de geoceldas comienzan a ganar terreno frente a los métodos tradicionales como los muros de concreto, gaviones, piedras en seco, tierra compactada sin ninguna fuerza mecánica adicional y otros métodos gracias a la velocidad de su armado, flexibilidad, durabilidad y su enfoque ecológico.

Los taludes, terrenos inclinados, la topografía irregular y los suelos de baja consistencia encuentran en las geoceldas una mejor solución, ya que al apilar geoceldas rellenas pueden crearse muros de contención segmentados que hagan las funciones de una masa de suelo estable que funcione como muro.

Por supuesto, las geoceldas que funcionan como pared o muro no son los mismos modelos que se utilizan normalmente para el control de erosión. Estas geoceldas no cuentan con perforaciones en las bandas exteriores, de esta manera el contenido de las mismas nunca será empujado hacia afuera como resultado de la distribución de cargas.

Asimismo, las geoceldas para este tipo de usos son fabricadas de aleación polimérica Neoloy® en lugar de la habitual aleación HDPE. La razón es simple, Neoloy® cuenta con mayor durabilidad y rigidez, sin dejar flexible para los requerimientos de la obra.

La instalación de muros de geoceldas

La instalación de muros de geoceldasUna vez el terreno haya sido correctamente tratado, puede comenzar el armado de los muros de contención con geoceldas. Se recomienda que incluso se haga un cimiento con una primera capa de este material geosintético a nivel del suelo para lograr mayor estabilidad.

La colocación de las geoceldas se realiza de manera solapada casi totalmente, solo se deja por fuera una celda para lograr una pendiente de talud que distribuya mejor las cargas y dé estabilidad a la masa.

Resulta pertinente mencionar que el relleno de las geoceldas debería ser más rígido y pesado según el tiempo de durabilidad que se espera de la obra.

Sin embargo, para aprovechar al máximo sus características sustentables se recomienda que las dos últimas filas cuenten con un relleno de tipo sustrato, que permita el crecimiento de vegetación, una característica que no tienen los demás tipos de muros de contención; permitirse dos filas de sustrato da lugar a un mejor enraizado de la vegetación.

Ventajas de la construcción de muros de contención celular

En comparación con otros métodos de construcción de muros de contención o taludes, las geoceldas de Neoloy® ofrecen ventajas innegables:

Sostenibilidad: Las celdas sobrantes que forman las segmentaciones del muro ofrecen la superficie ideal para el crecimiento de vegetación.

Además, las paredes de las membranas interiores brindan las condiciones perfectas para la recolección de agua de lluvia y su correcta distribución, lo que brinda a las plantas un pequeño ecosistema más natural.

Durabilidad: El material de elaboración de las geoceldas utilizadas para muros resulta resistente a la acción del sol, el calor y el agua, también frente a la acción de agentes químicos y la propagación de hongos. Además, las celdas están hechas con tecnología y unidas entre sí con soldadura ultrasónica, lo que las hace resistentes ante la constante tensión de fuerzas.

Ahorro: Preferir las geoceldas antes que las demás opciones en el mercado representa un ahorro e indirecto. De manera directa, los costes de las geoceldas resultas asequibles.

Mientras que de manera indirecta brindan la posibilidad de ahorrar en la contratación de maquinaria y horas de trabajo de personal obrero. Además, si el director de la obra cree que es la mejor opción, el relleno de las geoceldas puede hacerse con tierra local, lo que acaba por abaratar los costes incluso aún más.

Además, la durabilidad de estos geosintéticos elimina por completo los costes de mantenimiento para las celdas en sí mismas.

Rapidez: Su armado no requiere de andamios, no necesita tiempo de secado ni tampoco de curado. Una vez que las geoceldas han sido dispuestas y rellenas ya están cumpliendo con el trabajo de contención.

construcción de muros de contención celular

En definitiva, la contención celular es tecnología que potencia la estabilidad de los muros de contención y añade otros factores que las soluciones convencionales no aportan.

Por ello, los muros de geoceldas representan la solución más recomendada en esta época debido a su grado de responsabilidad ambiental y también al ahorro que representan al corto, mediano y largo plazo, tanto de manera indirecta como directa.

¡Compártelo con tus amigos!