¿Cuáles son las maneras más seguras de comprar por internet?


Cuáles son las maneras más seguras de comprar por internet

Cada vez es más notorio el avance y la evolución constante que sufre el internet, por lo que no es de extrañar que cada día existan más personas que vean oportuno y sencillo el efectuar sus compras por medio del internet en plataformas en línea como Maxilia o Amazon. Pero cada vez que se realiza una compra vía online, es excepcionalmente fácil poner información confidencial en las manos equivocadas en línea, es decir, existe el riesgo de que los ladrones puedan tener acceso a datos personales y robar tu información de pago. Si esto llegase a suceder, esos piratas informáticos podrían usar tus cuentas para efectuar compras, pagar u obtener efectivo de forma fraudulenta.

Consejos a tener en cuenta si compras por internet

  • Mantén tu equipo protegido y actualizado.
  • Utiliza una conexión segura a Internet.
  • Compra en sitios web con buena reputación y conocidos.
  • Solo da tus datos personales necesarios y hazlo de una manera segura.
  • Busca y revisa la política de privacidad y de devoluciones.
  • Revisa los movimientos de tu tarjeta de crédito periódicamente.

Evidentemente es esencial mantener tu dispositivo actualizado y seguro, pero también tu método de pago puede ayudar a evitar futuros problemas.

Algunas opciones de método de pago

Dependiendo del método de pago que vayas a utilizar como una tarjeta de crédito, débito o algún servicio de pago como PayPal, que por lo general son las formas de pago por el internet u otra opción, es esencial que tengas conocimiento de que dependiendo de tus preocupaciones, una de esas opciones podría ser mejor que la otra. Algunas de las ventajas y desventajas de estas herramientas de pago son por ejemplo:

Tarjetas de crédito

Ventajas: suele ser una muy buena elección para comprar en línea. La protección que existe contra el fraude con las tarjetas de crédito es sólida, y a su vez la reversión de los cargos es bastante simple. Uno de los mayores beneficios es que cuando gastas con una tarjeta de crédito, el dinero no sale de la cuenta bancaria inmediatamente, debido a que el emisor de la tarjeta envía fondos y luego tú realizaras dicho pago. Si se actúa rápidamente ante un fraude, tu responsabilidad se puede limitar a $ 50 o incluso no se paga nada por errores o cargos fraudulentos.

Desventajas: el uso de la tarjeta de crédito como una herramienta de la vida cotidiana usándola regularmente para los gastos comerciales y personales, podría conllevar a que se generen pagos o cargos recurrentes o automáticos con una tarjeta. Y si por otro lado, llegase a ser hurtado el número de tarjeta, entonces se necesitaría contar con una nueva tarjeta (por lo tanto un nuevo número de tarjeta). Posteriormente se debe actualizar en numerosos lugares la información de facturación, y muy probable que por ello no se pueda contar con la presencia de una tarjeta por un tiempo mientras se espera un reemplazo.

Algunas opciones de método de pago

Algunos consejos si empleas tarjeta de crédito para tus compras en línea:

  • Usar la tarjeta de crédito solo cuando se está seguro de que es oportuno hacerlo y cuando desees la protección al consumidor más sólida disponible.
  • Para una mayor protección se puede solicitar al emisor de la tarjeta un número de tarjeta de crédito de uso “virtual”, es decir único para compras en línea.
  • Considerar el tener una sola tarjeta de crédito destinada para usar en línea (para aquellos sitios con los que no se está familiarizado), ya que así se podría vigilar esa cuenta más de cerca y no se sufrirán las molestias de realizar actualizaciones de facturas mensuales si te tienes que deshacer de ese número de tarjeta.

Tarjetas de débito

Ventajas: debido a que son tarjetas de pago económicas que extraen de forma directa los fondos de una cuenta corriente, no se necesita ni solicitar, ni obtener una aprobación, ni pagar tarifas anuales o incluso acumular deudas como lo haría con una tarjeta de crédito. Aunque no es requerido por la ley, las tarjetas de débito cuentan con “responsabilidad cero” ofrecida por el emisor, que rivaliza con la protección de la tarjeta de crédito.

Desventajas: como una tarjeta de débito está directamente vinculada a la cuenta bancaria, cuando alguien usa el número de tarjeta sin tu permiso o se genera algún error, los fondos salen inmediatamente de tu cuenta corriente. Lo que sería un problema si no se puede pagar los gastos y facturas con una cuenta vacía. Pero si existen protecciones contra un fraude, se puede tomar aproximadamente entre diez días o menos dependiendo del banco para que el mismo devuelva el dinero a la cuenta.

Algunos consejos si empleas tarjeta de débito para tus compras en línea son:

  • Evitar usarla para compras cotidianas, a menos que se esté atento o se configuren alertas en su cuenta corriente.
  • También sería apropiado el contar con dinero extra disponible, como un tipo de amortiguador.
  • Y si se emplea porque no se puede en su lugar usar un servicio de pago o una tarjeta de crédito, una tarjeta prepaga sería ideal para aislar la cuenta corriente de cualquier inconveniente, ya que con el uso de las tarjetas prepagas no hay retiro inmediato de tu cuenta corriente porque “cargas” fondos en la tarjeta.

Servicios de pago

Ventajas: los servicios de pago de terceros son también una excelente elección para comprar en línea, ya que estos servicios pueden proporcionar una valiosa capa adicional de seguridad como lo es PayPal, el cual es uno de los servicios posiblemente más populares y a veces la forma más fácil de pagar. Esto se debe a que en lugar de proporcionar la información de la cuenta bancaria o el número de tu tarjeta de crédito para cada sitio web en el que se efectúa una compra, lo que se puede hacer es mantener esa información en una ubicación central (por ejemplo en Google Pay Send). Si se generan compras  en numerosos sitios con los que no estás familiarizado, es aconsejable reducir la cantidad de aquellos posibles lugares donde los hackers pueden encontrar tu información.

Servicios de pago

También algunos servicios de pago ofrecen la llamada protección del comprador, lo que los hace algo similar en cuanto a seguridad a las tarjetas de crédito cuando se es estafado o tus compras nunca llegan.

Desventajas: estas cuentas ante una posible disputa con un vendedor, por ejemplo, podrían congelarse mientras la empresa investiga; y si se llegan a disputar esos cargos sin éxito, tu cuenta podría cerrarse e incluso se te podría prohibir el uso del servicio.

Algunos consejos si empleas servicios de pago para tus compras en línea son:

  • Cuando compres en línea, usa siempre que sea posible como fuente de financiación una tarjeta de crédito para las compras, debido a que de esta manera si hay una disputa y el servicio de pago no decide a tu favor, se podría volver a disputar los cargos con la compañía de tu tarjeta de crédito donde podrías tener mejor suerte.

¡Compártelo en tus redes!