El desafío de la Inteligencia Artificial en la medicina: ¿Será un robot tu próximo doctor?

Una investigación del gobierno de Gran Bretaña advierte sobre la importancia de incluir máquinas robóticas para efectuar intervenciones con menos dolor e incomodidad.

El desafío de la Inteligencia Artificial en la medicina

En el Reino Unido existe un marcado compromiso e interés en torno al impacto social y científico que la Inteligencia Artificial (IA) representa para el futuro de la medicina. El ministro de Gran Bretaña para la Salud y Asistencia Social, Matt Hancock, dio a conocer días atrás un estudio que coloca en perspectiva la importancia del desarrollo de la tecnología para los próximos 20 años y cómo permitirán reemplazar funciones y ser de ayuda para la práctica clínica.

En la investigación se llega a la conclusión de que es necesario enfocarse en la preparación de profesionales especializados en el área digital para que los procedimientos médicos se realicen con mayor seguridad y efectividad, ya que “las tecnologías requieren un enfoque renovado en la fuerza laboral”.

¿Robots cirujanos?

Específicamente, el trabajo advierte sobre un futuro posible donde los robots realizan todo tipo de intervenciones quirúrgicas, de la mano de la telemedicina, en centros clínicos que se conectan por Internet, así como otras situaciones en las que varias máquinas efectúan operaciones con menor riesgo y dolor para los humanos.

También se tiene contemplado, en los próximos cinco a siete años, adecuar el proyecto, adelantar las estructuras tecnológicas necesarias y fortalecer la capacitación del personal que será capaz de llevar a cabo la asistencia remota con robots.

Robots cirujanos

Para el catedrático de neurología cognitiva de la Universidad de Londres, Geraint Rees, será muy difícil que la atención médica con robots sustituya por completo las ventajas de las características humanas que esperan los pacientes al ser atendidos por los profesionales de la medicina.

No obstante, Rees asegura que los especialistas que incorporen la IA reemplazarán a los médicos que no se valgan de ella. El gobierno británico informó antes que invertirían 100 millones de libras esterlinas (unos $132 millones) para apoyar trabajos sobre IA, entre ellos, el desarrollo de tecnologías para reducir los fallecimientos en la red hospitalaria del Servicio Nacional de Salud.

¡Compártelo con tus amigos!