El verdadero destino de las baterías de los coches eléctricos cuando termina su vida útil

El verdadero destino de las baterías de los coches eléctricos cuando termina su vida útil

Los coches eléctricos son cada vez más populares, y en los próximos años su uso estará aún más estandarizado. Si bien ahora no constituye un problema muy grande, en un futuro no muy lejano nos estaremos planteando las siguientes interrogantes sobre las baterías viejas de este tipo de automóviles: ¿a dónde van a parar y qué se hace con ellas?

Actualmente las baterías de litio de los teléfonos celulares, cámaras y demás dispositivos electrónicos son una preocupación, por sus niveles de contaminación, y algunos críticos ya están hablando de que podría ocurrir algo similar con las de los vehículos eléctricos, aunque en escala mucho mayor, teniendo en cuenta su tamaño.

Batería coche eléctricoUna batería de iones de litio usada se extrae de un automóvil eléctrico Nissan Leaf.FOTÓGRAFO: AKIO KON / BLOOMBERG

No son fáciles de remover

No obstante, el ingeniero Jason Fenske tiene un punto de vista muy positivo respecto a la disposición de las baterías usadas en este tipo de automóviles. En un video publicado en el canal de Youtube Engineering Explained aseguró que su gran tamaño, de hecho, puede resultar beneficioso y, por consiguiente, evitar que terminen siendo dañinas.

Las baterías de los móviles o cámaras son muy pequeñas y se pueden sacar fácilmente del dispositivo. Pero para extraer la batería de un coche eléctrico se necesitan equipos pesados; es decir, que la mayoría de las veces solo los concesionarios y alguno que otro taller mecánico tienen la capacidad de cambiarlas.

Responsabilidad del fabricante

Hay países como China en el que los fabricantes tienen la responsabilidad de garantizar que las baterías de sus vehículos no terminen en vertederos. Y se prevé que aprueben leyes parecidas en Estados Unidos y Europa.

La construcción de nuevos modelos de automóviles con rangos de alcance cada vez más largos, hace que reducir el uso de baterías sea una misión prácticamente imposible. Sin embargo, los fabricantes están centrando sus esfuerzos en buscar formas de reutilización, para extender la vida útil de las baterías de los coches eléctricos.

Una de las opciones es revenderlas como paquetes de energía provisional para ciertos proyectos, como el alumbrado público, que se prevé implementar en Japón, o en una isla, como en Portugal, y hasta en los hogares.

Según Fenske, la batería reciclada de 30 kilovatios/hora de un Leaf, uno de los modelos más modernos de Nissan, es capaz de proveer electricidad a una casa común por 24 horas (en caso de que necesite energía de emergencia). La compañía automotriz incluso inauguró una planta para reciclar las baterías de sus coches en Japón, y planea hacer lo propio en Estados Unidos.

batería usada de iones de litio de un automóvil eléctricoUna batería usada de iones de litio de un automóvil eléctrico.
FOTÓGRAFO: AKIO KON / BLOOMBERG

El ingeniero consultó a Jeff Wandell, portavoz de Nissan, si las baterías del Leaf, por ejemplo, se pueden reciclar en su totalidad. Y esto fue lo que respondió:

En general sí. Los componentes del paquete consisten en acero, cobre, aluminio y algo de plástico. Las celdas se pueden reciclar a través de diferentes métodos para recuperar las mezclas de cobalto, níquel, manganeso y litio. Los materiales recuperados se refinan a las purezas necesarias para su reutilización en la industria general y potencialmente también para la fabricación de nuevas celdas de batería.

El reciclaje completo, entonces, es posible. Algunas de las baterías los vehículos más nuevos, como el Leaf de Nissan, contienen de 5% a 7% de litio (el elemento principal), así como aproximadamente un 5% a 20% de cobalto y alrededor de 5% a 10% de níquel. Todos estos son perfectamente reciclables a nivel comercial.

Pero, de momento, este es un problema de alcance limitado, porque no hay muchos automóviles eléctricos por allí que ya estén llegando al final de su vida útil. Un informe de Bloomberg reveló que en 2017 se reemplazaron unas 50.000 baterías de coches eléctricos, número que se espera aumente a 3,4 millones en los próximos cinco años.

¡Compártelo con tus amigos!