Hosting Web: Consejos para tener el mejor hospedaje

Hosting Web: Consejos para tener el mejor hospedaje

Un hosting o alojamiento web eficaz puede marcar la diferencia entre estar simplemente presente en internet o recibir millones de visitas web.

Encontrar un hosting adecuado puede ser un quebradero de cabeza por la variedad de modalidades y de ofertas disponibles. Una guía de consejos no viene mal para decidirnos por la mejor opción que haga destacar a nuestra web en internet.

Unas consideraciones previas

A la hora de seleccionar un alojamiento web, lo primero que hay que plantearse son las necesidades de nuestro contenido en internet, si vamos a empezar nuestros pasos en la web para ir adquiriendo experiencia o si bien buscamos las mejores prestaciones de un hosting para conseguir el mejor rendimiento.

La máxima de “lo barato puede salir caro” es aplicable cuando se va a contratar un hosting web. Hemos de pensar que para disponer de un alojamiento para nuestra página se ha de realizar una inversión económica, con la que esperamos obtener unos resultados óptimos.

Al tema económico, hay que añadir que para gestionar un sitio web se ha de disponer de un cierto nivel de conocimiento y, si no es suficiente, tener en cuenta que el hosting tenga un soporte técnico fiable. Asegúrate que es en español: si necesitamos un salvavidas y no se domina el inglés, no querremos hundirnos porque no nos entiendan.

Los alojamientos agrupan servicios en paquetes, algunos más completos que otros. La opción elegida debería incluir todo lo necesario para el desarrollo y crecimiento de nuestra web, principalmente: espacio web conveniente, dominio gratuito, ancho de banda suficiente, IP española y servicio de migración gratuito.

Clases de Hostings

Una vez que tenemos claro nuestros propósitos, vamos a repasar los hostings más eficientes para encontrar el que se pueda adecuar a las aspiraciones que se planteen con la web.

Clases de Hostings

Por esto, vamos a pasar por alto los hostings gratuitos, ya que no ofrecen suficientes recursos para que un site destaque e incluyen una gran cantidad de anuncios o banners que pueden ahuyentar las visitas.

Hosting dedicado

Son los alojamientos que alquilan un servidor web exclusivo a un cliente, con paquetes de servicios que ofrecen amplias prestaciones, como en estos servidores dedicados en españa de Evidaliahost a los que se pueden acceder a través del enlace sugerido.

Permiten un gran almacenamiento de datos que, al igual que el dominio, son de la propiedad de aquellos que lo contratan y puede ser administrado según les convenga. Además, facilita el control del contenido, tanto para gestionar la privacidad como para administrar cuentas.

Un gran punto a su favor es que el proveedor administra y mantiene el servidor, a lo que se añade un soporte técnico profesional que nos puede sacar de cualquier apuro. Además, proporciona copias de seguridad para que no se pierda la información.

Con una agencia profesional como la que se localiza en la dirección web; https://www.evidaliahost.com/hosting-reseller/ se obtienen estos y otros servicios que optimizan el rendimiento del alojamiento web.

El hosting dedicado garantiza un funcionamiento muy eficiente, con una mayor velocidad de tiempo de carga de página, alojamiento para varias webs, sistema de seguridad contra ataques, etc.

VPS o Servidor Virtual Privado

En este alojamiento se alquila un servidor dedicado (virtual) a partir de un servidor compartido (real), en el que cada usuario maneja un espacio y unos recursos privados. De esta forma, se comparten gastos en el uso y en el mantenimiento entre sus participantes.

El VPS destaca por facilitar una gran cantidad de espacio web, lo cual permite colgar recursos pesados, como los contenidos multimedia, sin que afecte a su rendimiento.

Su interfaz es sencilla y altamente personalizada, con un panel de control desde el que gestionamos el hosting. Además, los archivos y bases de datos son privados, sin acceso para el resto de usuarios.

Tiene una gran escalabilidad, es decir, el aumento de recursos, de visitas o de usuarios no afecta a su funcionalidad ni a la capacidad de trabajo del sistema.

Hosting compartido

Como su nombre indica, comparte un mismo servidor y recursos (memoria, disco duro, etc.) entre varios usuarios, así como los gastos y el mantenimiento.

Es muy fácil de usar, ya que dispone de un panel de control que libra al usuario de la necesidad de poseer conocimientos técnicos para su gestión y manejo. Además, el proveedor web gestiona el mantenimiento y la administración del servidor, evitando posibles problemas.

qué hosting contrato

Hay que tener en cuenta que es un servicio más lento que el de los otros alojamientos, puesto que sus recursos son compartidos. Por tanto, los problemas técnicos o de tráfico van a afectar por igual a todos sus usuarios.

Entonces, ¿qué hosting contrato?

¿Qué presupuesto puedo invertir? ¿Cuáles son mis necesidades y objetivos? ¿Soy capaz de gestionar una página? Si respondemos claramente a estas preguntas, podemos plantearnos la elección de nuestro hosting y acertar.

En definitiva, el hosting compartido es una buena opción si estamos empezando a introducirnos en la web. El VPS es ideal para aquellos que valoran tener el mayor espacio posible y aspiran a un constante crecimiento. Por último, en el hosting dedicado se administra un servidor exclusivo con gran cantidad de prestaciones que pueden favorecer el posicionamiento de la web.