¿Perú se queda atrás en competitividad digital?

Perú se queda atrás en competitividad digital

La digitalización ya forma parte de la vida cotidiana. Tanto es así, que gran parte de las industrias se han reinventado para permitir la digitalización de algunos procesos u actividades. En gran parte de los casos, esto es sinónimo de un aumento en la eficiencia de los procesos de la empresa, un recorte de gastos y una mayor competitividad en el mercado.

Muchas empresas alrededor del mundo han comprendido que resulta vital adaptarse a esta tendencia para poder mantenerse con relevancia, mientras otras han visto cómo sus ventas y su relevancia iba en picada.

En el escenario internacional, esta digitalización y el desarrollo de empresas tecnológicas está muy relacionado con la competitividad propia del país y de sus industrias. En Perú, existen varias empresas de tecnología que ofrecen diversos tipos de productos y servicios. En el portal web Datos Perú, se puede observar la información pública de esas empresas y marcas relacionadas con tecnología que se encuentran registradas, activas y generando aportes en la sociedad en la actualidad.

Sin embargo, parece no ser suficiente. El país obtuvo una de las posiciones más bajas en el ranking de competitividad digital creado y publicado por el Institute for Management Development (IMD).

ranking de IMDEl ranking de IMD está compuesto por 63 países. En esta ocasión, Perú obtuvo la posición número 60. Solo superando en competitividad digital a Mongolia, a Indonesia y a Venezuela. A pesar de su baja posición, representa una mejora frente al año anterior. En el 2017, Perú se ubicó en la posición 62 de los 63 países que fueron evaluados.

Expertos recomiendan realizar una mayor inversión en temas de tecnología y de digitalización de los procesos porque podrían tener un efecto positivo en el bienestar social, al tener acceso a mayor cantidad de tiempo libre. Por su parte, las autoridades de Perú han dejado claro en múltiples ocasiones su interés de impulsar estos proyectos y unirse a la tendencia de digitalización que reina actualmente a nivel global.

¿Cómo se realiza la evaluación?

Los miembros de IMD evalúan tres factores para otorgar el posicionamiento dentro de su ranking: el conocimiento, la tecnología y la preparación para el futuro. Perú obtuvo una puntuación baja en la primera porque, de acuerdo con el informe, presentan debilidades en gestión de ciudades, formación de empleados y en habilidades tecnológicas.

En cuanto a tecnología, Perú tiene mucha oportunidad de encontrarse en una situación mejor. En especial, porque cuenta con leyes que favorecen a la inmigración y unos niveles óptimos en la inversión en la industria de las telecomunicaciones. Sin embargo, presenta inconvenientes en cuanto a la penetración de banda ancha móvil.

inversión en temas de tecnologíaPor último, en el informe se considera la poca presencia de seguridad cibernética, de tecnología de información y de agilidad dentro de las empresas y negocios. Todo esto se traduce en un resultado que dista en gran medida del de los países que lideran el ranking.

Existen dos formas de empezar a trabajar por la optimización de la competitividad digital. La primera es aumentar la inversión en los sistemas tecnológicos que permitan la digitalización de los procesos. La segunda, es fomentar la cultura digital en la sociedad. En cuanto los miembros de la población adopten esta tendencia, también lo harán las empresas y el posicionamiento de Perú en el ranking podría mejorar.

¡Compártelo con tus amigos!