Los beneficios de los ejercicios hipopresivos

Los beneficios de los ejercicios hipopresivos

La gimnasia hipopresiva es una forma eficiente de tonificar la musculatura abdominal. De hecho, con los ejercicios hipopresivos se obtienen más beneficios que con las clásicas abdominales. Este tipo de gimnasia no solo tonifica las abdominales sino también el suelo pélvico.

Al contrario de lo que se piensa comúnmente, hay muchos más motivos para tonificar el abdomen que los puramente estéticos. Además de prevenir las hernias, estos ejercicios pueden ser la solución, en muchos casos, cuando se tiene esta dolencia y no se quiere operar, ya que fortaleciendo la zona abdominal se palian muchos de los dolores de los desequilibrios de la espalda.

Otro motivo más desconocido por el que se podría optar por los hipopresivos es controlar la incontinencia urinaria. A ciertas edades pueden presentarse estas problemáticas y la gimnasia hipopresiva puede ser la solución más adecuada. Sin embargo, tal vez una de las razones más frecuentes para practicar la gimnasia hipopresiva sea recuperarse de un parto.

En los últimos años, muchas mujeres han optado por los ejercicios hipopresivos para tonificar su vientre una vez han dado a luz. El hecho de que se obtengan resultados rápidamente, ha conllevado que cada vez más se recurra más a estos ejercicios.

Dónde practicar los ejercicios hipopresivosDónde practicar los ejercicios hipopresivos

Normalmente hay gimnasios y centros especializados en los que nos enseñarán una tabla de ejercicios hipopresivos que tendremos que realizar repetidamente hasta obtener los resultados esperados. Pero lo cierto, es que a fecha de hoy hay muchos vídeos que se pueden consultar en distintas plataformas, como YouTube, en las que se encuentran diferentes ejercicios que luego podemos practicar por nuestra cuenta.

Otra posibilidad, en caso de dolencias más graves, es acudir a nuestro fisioterapeuta para hacer estos ejercicios de manera guiada.

Hacer ejercicios hipopresivos en casa

Si optas por hacer los ejercicios hipopresivos en casa, tienes que saber que la respiración es esencial en este tipo de gimnasia. La razón principal es que a través de la respiración activamos y desactivamos la musculatura de la parte lumbar y abdominal.

Un ejemplo de ejercicio hipopresivo

Uno de los ejercicios hipopresivos más frecuentes es el que se hace sentado, con las piernas cruzadas en posición de sastre, y los pies en máxima flexión. En este caso, se colocan las manos en frente del pecho con los dedos un poco abiertos para separar lo máximo posible las escápulas. Luego, se abren las costillas y se realiza una falsa inspiración, que se sostiene. A continuación, se inspira y se exhala. Y de nuevo se realiza la falsa inspiración.

Un ejemplo de ejercicio hipopresivoEsta falsa inspiración se repite en todos los ejercicios hipopresivos y como decíamos anteriormente tiene la función de activar la musculatura. Al sacar todo el aire potenciamos la función hipopresiva del ejercicio. Luego se abren las costillas dejando de respirar durante unos segundos para activar la faja abdominal y relajar el diafragma.

Como verás, a medida que vayas practicando se trabaja con repeticiones de ejercicios y de forma progresiva. La finalidad es tener un control postural que nos permita centrarnos en la parte que deseamos trabajar, en este caso la zona abdominal.